Volver

Únete a la comunidad más estimulante en torno a la lectura. Comparte tus ideas. logo
thumbnail
luisignacio.lectylabred.com
Luis Ignacio Marín García
Conservatorio Superior de Música de Sevilla
Luis Ignacio tiene 8124 yo+
portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
#Frases de Rebeca Bouvier
UNA VERSIÓN DE MI

" En realidad lo que siempre busqué,
fue una versión de mi en masculino.
Cuando le encontré, quedé extasiada,
aún no salgo de ese agradable asombro,
es algo épico. "

Rebeca
D de A


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (505)
12/02/2017

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
#Frases de Rebeca Bouvier
" Sobrevivimos cuando logramos tener relaciones basadas en la confianza, de ello depende nuestra existencia. "
Rebeca
De de A


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (847)
10/02/2017

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
ESTADOS DE LA MENTE

Los cuatro inconmensurables (abarcan a todos los seres) estados son: el amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad. Estos forman parte de la naturaleza de una persona iluminada. Son los cuatro aspectos del verdadero amor que hay en nuestro interior, en todos los seres y en todas las cosas.
El primer aspecto del verdadero amor es la intención y capacidad de ofrecer alegría y felicidad. Para desarrollar esa capacidad, debemos hacer la práctica de observar y escuchar profundamente, para saber qué debemos hacer y qué no debemos hacer para que los demás sean felices. Si ofreces a la persona que amas algo que no necesita no es amor verdadero. Debes percibir su situación real, de lo contrario lo que le ofrezcas puede causarle infelicidad. Puede que tu intención sea buena, pero sin comprensión correcta no estarás en la senda del verdadero amor.
Todos necesitamos amor. El amor nos aporta alegría y bienestar. Es tan natural como el aire; el aire fresco es absolutamente necesario para ser felices. Para poder ser amados, debemos amar, lo cual significa que debemos ser capaces de comprender. Para que nuestro amor continúe debemos adoptar la acción o la no-acción apropiada para proteger el aire, los árboles y el ser amado.
Debemos utilizar el lenguaje con más cuidado para no enfermar a las palabras. Hay quienes utilizan la palabra amor con el significado de deseo o apetito, como en “Amo las hamburguesas”. Amor es una bella palabra, debemos restablecer su significado. En el Budismo el principal significado del amor es el de amistad. Todos tenemos en nosotros las semillas del amor. Podemos desarrollar esta maravillosa fuente de energía, alimentar el incondicional amor que no espera nada a cambio. Cuando comprendemos profundamente a alguien, incluso a alguien que nos lastimó, no podemos evitar amarle.

El segundo aspecto del verdadero amor es la intención y la capacidad de transformar el sufrimiento y aliviar los pesares. Esto puede llamarse Compasión (con acompañando / pasión sufrir). (- La pasión, cualquiera sea su causa, implica sufrimiento. -) Aunque no necesitemos sufrir para eliminar el sufrimiento de otra persona vamos a utilizar la palabra Compasión para denominar al segundo aspecto hasta que encontremos otra mejor. Para desarrollar la Compasión debemos practicar la respiración consciente, y escuchar y observar profundamente. La compasión implica un profundo interés por los demás. Sabes que la otra persona está sufriendo así que te sientas cerca de ella. La observas y la escuchas atentamente para poder sentir su dolor. Estableces una profunda comunicación, una profunda comunión con ella y con esto basta para que se sienta mejor. Una palabra una acción o un pensamiento compasivo pueden disminuir el sufrimiento de otra persona y proporcionarle alegría. Una palabra puede aportar consuelo y confianza, desvanecer las dudas, ayudar a alguien a no cometer un error, solucionar un conflicto o abrir la puerta hacia la liberación. Una acción puede salvar la vida de una persona o ayudarla a aprovechar una oportunidad excepcional. Un pensamiento puede actuar del mismo modo porque conduce a las palabras y las acciones. Si tienes un corazón compasivo, cada palabra y acción pueden realizar un milagro. A pesar de ver al mundo lleno de sufrimiento, Buda conserva su bella sonrisa porque tiene la suficiente comprensión, serenidad y fuerza como para no dejarse abrumar por el sufrimiento. Es capaz de sonreír al sufrimiento porque sabe cómo afrontarlo y transformarlo.
El tercer elemento del verdadero amor es la alegría. El verdadero amor siempre da alegría, tanto a nosotros como a la persona amada. Si nuestro amor no proporciona alegría a ambas partes, quiere decir que no es verdadero amor.
No nos precipitamos hacia el futuro, puesto que sabemos que todo se halla aquí, en el momento presente. Existe una gran cantidad de pequeñas cosas que pueden proporcionarnos una gran alegría, como el hecho de ser conscientes de tener los ojos sanos. Sólo con abrirlos podemos ver el cielo azul, las flores, los niños, los árboles y muchas otras clases de formas y colores. Al vivir consciente mente somos capaces de apreciar estas maravillosas y renovadoras cosas y, de modo natural, la mente se llena de alegría. La alegría contiene felicidad, y la felicidad alegría.
Observar que los demás son felices nos llena de alegría, como también nos alegramos de nuestro propio bienestar. ¿Cómo podríamos sentir alegría por los demás sino la sintiéramos por nosotros mismos? La alegría es para todos.
El cuarto elemento del verdadero amor es la ecuanimidad, desasimiento, la no discriminación, serenidad, desapego. Si tu amor está lleno de apegos, discriminación y prejuicios, o si se aferra a las cosas, no se trata del verdadero amor. La gente no comprende el budismo, cree que es indiferente y frío, pero la verdadera ecuanimidad no lo es. No se trata de no amar, sino de amar sin discriminación. Significa que en un conflicto, aunque no nos incumba notablemente, somos capaces de mantenernos imparciales, amando y comprendiendo a ambas partes. Nos despojamos de cualquier tipo de discriminación o prejuicio, y eliminamos las fronteras entre nosotros mismos y los demás. Para comprender a otra persona y amarla de verdad debemos ponernos en su piel y volvernos una unidad con ella. Cuando consigamos hacerlo, desaparecerá el concepto del “yo” y “los demás”.
Sin este elemento, es muy probable que tu amor se vuelva posesivo. La persona que amas es como una nube, una brisa, una flor. Si la aprisionas en una lata de conservas perecerá. Y sin embargo esto lo hace mucha gente. Roban a la persona amada parte de su libertad, hasta que ya no puede ser la misma. Viven para satisfacerse a si mismos y utilizan al ser amado como instrumento para llevar a cabo sus propósitos. Eso no es amor.

Fuente: La Red.
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (321)
01/02/2017

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
LAS CICATRICES CONVERTIDAS EN ORO

Hace pocos días, escuchaba a Meryl Streep durante su discurso en la ceremonia de los Globos de Oro, cuando al final de su discurso decía: Toma un corazón roto y conviértelo en arte. Fue entonces que recordé una historia.
La historia de un General que envió a reparar a China uno de sus tazones de té favoritos. Se lo devolvieron reparado, pero a base de grapas de metal, lo que dejaba inservible el tazón. El General buscó artesanos japoneses que dieran con una mejor solución. Fue entonces cuando surgió el Kintusgi, una nueva forma de reparar cerámicas que les daba un valor añadido. Una exquisita técnica japonesa que consiste en reparar objetos dañados con oro. ¡Sí!, con la resina del árbol de la laca y con polvo de oro. Después de que un objeto es sometido a esta técnica se transforma en una auténtica obra de arte. La historia de esta ‘carpintería en oro’ se remonta a finales del siglo XV.
Volviendo a nuestra realidad y a nuestro día a día; utilizando esta historia oriental cargada de sabiduría, he pensado que en muchos momentos de nuestra vida , y más veces de las que creemos, está en nuestras manos hacer cosas maravillosas a partir de nuestras equivocaciones o de una mala experiencia. No sólo aprender de ellas, sino salir fortalecidos, enriquecidos…, como el tazón de té del caballero japonés. Cuántas historias de amor, de amistad…, se ven dañadas y aparentemente rotas, simplemente porque creemos que no tienen solución. O no pedimos perdón.
Cuántas veces dejamos de intentar un nuevo propósito; de ir en busca de un sueño, de reconquistar a una persona a la que amamos, sólo porque nuestra mente ha decidido creer en la derrota y en la imposibilidad de encontrar un elemento que pueda transformar algo roto en una obra de arte. Cómo si no, seríamos capaces de recomponer cada equivocación, cada tropiezo, cada error… Si no fuera porque existe ese milagroso elemento cuya textura, densidad y color, convierten esos pedazos sueltos, cargados de desilusiones y fracasos, de tristezas y decepciones, en una pieza única, fortalecida, más hermosa y con una presencia inconmensurable. ¿Qué necesitamos para comprender que cada relación que cruza nuestra vida es, en sí misma, una preciosa e imperfecta obra de arte?
Cómo comprender al fin que las personas únicas e irrepetibles se reinventan cada día de su vida, con todos los miedos y errores del mundo. Que las personas espléndidas saben que llevan la felicidad dentro y dejan su luz y su generosidad a cada uno de los que cruzan su camino, porque han aprendido que el tiempo no cura nada, que es uno mismo quien decide que nuestra vida siempre merece una nueva oportunidad, y que las cosas buenas pasan a quienes van a por ellas.
Todo aquello que aparece en nuestra vida, trae consigo un espléndido aprendizaje. Y que cuanto antes lo aprendamos, antes nos llevará a estar un pasito más cerca de aquello que anhelamos ser. No todo aquel que atraviesa nuestra vida lleva consigo la lección más hermosa del mundo. Pero, tal vez, sí la más enriquecedora…
Sencillamente, trae en sus bolsillos “algo” para nosotros. Y ahí está el verdadero aprendizaje. En ese pequeño milagro que transforma los hechos y las palabras de los demás en luces fugaces que nos ayudan a iluminar nuestras propias sombras. De cada experiencia que nos empapa el alma, nace nuestro mejor y más exquisito maestro. Y con él, viajamos entre bosques y desiertos. Entre la gloria y la derrota. Entre la esperanza y la desdicha. Entre nuestros ángeles y nuestros demonios. Entre amores y desamores. Porque, en este viaje, nadie puede recorrer por nosotros un solo centímetro de la piel que recubre esta carretera.
Podemos decidir no volver a beber té en esa fantástica taza porque podía romperse. De hacerlo, renunciaríamos a dos placeres: beber el té en nuestra taza preferida y descubrir lo que los artesanos japoneses eran capaces de hacer con una simple taza. No se trata de que intentemos arreglar cada relación o situación si creemos, profundamente, que hemos dado lo mejor de nosotros mismos y es momento de hacer un punto y final. Se trata de dejar que el ego, la soberbia, la prepotencia y el orgullo, ganen una guerra frente al amor, la amistad y con ello la espléndida oportunidad de compartir nuestro camino, al lado de personas maravillosas. Una vez leí que lo que define a una persona no es lo que tiene o lo que es, sino como se levanta después de caer. Y quizá, cada vez que nos equivocamos y reconocemos nuestro error frente a nosotros mismos y ante los demás, estamos comprobando que levantarnos con valentía y humildad nos permite pegar de nuevo esa taza de té. Y de esa forma, seguir creciendo y disfrutando de una nueva oportunidad de ser feliz.
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (39)
18/01/2017

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
AÑO NUEVO? UN RETO ...
" Me pregunto qué entendemos por año nuevo. ¿Nos referimos a un año realmente nuevo para nosotros, a algo que nunca antes ha sucedido? Cuando decimos que algo es nuevo, aún cuando no hay nada realmente nuevo bajo el sol, cuando decimos: '¡Feliz año nuevo!', ¿es realmente nuevo o es el mismo viejo patrón que se repite una y otra vez? ¿Son los rituales, tradiciones y costumbres de siempre, la continuación de lo que venimos haciendo, seguimos haciendo y haremos este año?

Por tanto, ¿hay algo nuevo? ¿Existe algo que sea realmente nuevo? ¿Hay algo que uno nunca haya visto antes? Esta es una pregunta importante si uno la investiga hasta que todos los días de su vida sean algo nunca visto antes. Esto implica un cerebro que se ha liberado de sus condicionamientos, idiosincrasias, particularidades, opiniones, juicios y convicciones. ¿Podemos dejar todo esto a un lado y empezar un año nuevo de verdad? Sería maravilloso poder hacer eso, porque nuestras vidas son bastante superficiales, vanas, sin mucho significado. Nos guste o no, hemos nacido ya educados, y ése puede ser también un obstáculo.

En definitiva, ¿podemos cambiar el rumbo de nuestra vida? ¿Es eso posible? ¿O estamos condenados a llevar vidas superficiales, mediocres y sin sentido? Nuestros cerebros y nuestras vidas están llenos de cosas del pensamiento.

Esto no es un sermón. Probablemente en todas las iglesias del mundo y en todos los templos, el Año Nuevo se celebrará como siempre, con los mismos rituales, los mismos pujas, etc., etc.

¿Podemos nosotros abandonar todo esto y empezar de cero, con toda nuestra mente y nuestro corazón, como una página en blanco, y ver qué surge de ello?"


Quiero despedir el año con estas palabras de Krishnamurti de las que se desprende que lo realmente nuevo solo puede nacer de las cenizas de lo viejo. Sin embargo, nosotros queremos invitar lo nuevo pero sin 'renunciar' a lo viejo, y parece que esto no sea posible. No puede surgir nada nuevo mientras no muera lo viejo, o sea, mientras no abandonemos nuestras idiosincrasias, preferencias, prejuicios, opiniones, etc. Quizás éste sea el verdadero reto.

Rebeca.
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (203)
29/12/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
APATÍA O INDIFERENCIA

Parece tan ridículamente absurdo el estar rodeado de gente constantemente, y sentirnos tan solos, que hasta es paradójico el pensar en su razón de ser.
Cada día nos cruzamos con manadas de transeúntes de cerebros dormidos a las ocho de la mañana, para coger el metro a trabajar. Gente que va a comprar el periódico, tabaco o pan. Todavía recordando su último sueño o tal vez que llegue la hora de almorzar. Caras largas de hastío infinito…
Nos cruzamos casi rozándonos y casi podemos percibir el putrefacto olor de la vanalidad. Personas (si todavía se les puede llamar así) que distraen cada minuto de su ausencia en un juego de azar de su propia mente. “El que haré más tarde”, “a quién llamaré” o “el qué dirán…”.
Vamos indagando durante el día por los entresijos de nuestra casualidad o causalidad, hasta que en un vacío de nuestra inexorable esencia, nos permitimos a nosotros mismos viajar a otra realidad. Esa es la única forma que tenemos de comprender la tempestuosa soledad que nos rodea a diario.
Cuando nuestro cerebro nos permite recobrar lo poco que nos queda como ser humano, ya estamos cansados y es demasiado tarde.
El despertador sonará a las 7,05 de la mañana y nuestra única preocupación, es si nos dormiremos en cinco minutos o en diez tal vez. Algunos privilegiados tardarán un poco más y aun les quedará tiempo para quejarse de lo cansados que están o de que las cosas no les han ido como esperaban…
Mientras, seguirá habiendo gente que necesite nuestra ayuda, PERSONAS que morirán de hambre, y sobre todo gente cercana que nos necesite… Nosotros impávidos, luchamos contra ello con nuestras caras desafiantes y miradas petulantes a las ocho de la mañana al ir a coger el metro.
Me gustaría saber hasta dónde podría llegar la apatía de algunos, o cuán de vacíos están sus cerebros. Aunque si realmente lo pienso, esto también es una paradoja, ya que ni nos inmutamos al saber, que hay gente que muere cada minuto de nuestro agitado día. Ni nos conmueve el constatar, que personas como nosotros no pueden ni ir a comprar el pan (si es que se lo pueden permitir) sin saber si llegarán vivos a casa o serán víctimas de algún “vanidoso artefacto”.
En fin, como ejemplo más claro, una imagen que por lo menos a mi me dejó sin palabras… Un niño muriéndose en una acera en Somalia y un buitre esperando su muerte. Sólo tengo dos cosas que añadir sobre esto: gente pasando a su lado sin ni siquiera dedicarle una mirada y un fotógrafo detrás de la cámara. Recapacite cada uno hasta dónde llega la normalidad y la desidia.
Supongo que el lema de “carpe diem” se ha infectado por nosotros mismos y lo vemos como solución a todos los problemas. Yo ahora, resguardada entre cuatro paredes, de esos que se hacen llamar “personas”, me pregunto… ¿Hasta dónde seremos capaces de llegar? O mejor aun… ¿Qué tendrá que suceder, para poder olvidarnos completamente de quién somos, y tender una mano en un gesto multitudinario y actuar? Realmente sólo la idea de pensarlo, me aterroriza…

Dejémoslo en que nos seguiremos levantando a las 7,05 de la mañana y seguiremos comprando en el metro, nuestro billete a la decadencia como personas.

Ya es tarde para cuestionarnos nuestra moralidad…
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (18)
23/11/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
DE VERDAD VERDAD

Quiero besarle, darle un beso de esos, un beso de verdad verdad, a ver si consigo quitarle la resignación y devolverle por un momento todos los sueños.

Quiero perderme con Ud. en un abrazo,
uno de esos, que le devuelva el aire tibio bajo sus alas y que lo lleve a volar muy alto.

Quiero reir con ud. reir a carcajas, de cualquier cosa, reir por nada.

Quiero escuchar de Ud. toda su historia, una y otra vez, que y que no se le olvide nada.

Quiero escuchar de usted historias de su madre, de su padre, de sus hermanos, de tiempos idos.

Quiero correr con Ud. buscar tiempos perdidos, tiempos olvidados, sin importar quien nos mira, quien nos traiciona.

Quiero con usted olvidar la sensatez del mundo, y olvidarnos de que ya somos maduros.

Rebeca
D de A


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (14)
10/11/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
ESA, AQUELLA, SOY YO

Mujer curiosa y apasionada, estudiosa, amante de la poesía, adicta irremediable al café por las mañanas.

Intensa, inconmovible, siempre enamorada.

Degustadora descarada de soledades, bebedora social de noches oscuras y frías. Paridora de historias mágicas.

Juguetona de fantasías.

Guerrera insolente y completamente inadecuada del corazón. Irreverente a títulos y a palabras sin alma.

Volcánica, de mirada intensa. A veces fría como el viento, a veces fogosa como un sol. A veces suave, a veces iracunda.

Confiadora fundamentalista de las bondades de la vida.

Poéticamente práctica, cazadora de tormentas eléctricamente violetas.

Caminante de lo invisible y tejedora de puentes silenciosos.

Abrazo para perder miedos y mi amor infunde coraje.

Con inteligencia innata en el corazón que escapa al control de lo conocido y que conserva toda su capacidad de asombro.

Con un amor intenso por la escritura y busco volcar en ellos las fibras intimas de mi corazón y alma.

Todas las mañanas me visto en un cuerpo de mujer, una mujer que madura, que envejece con gracia, como un frágil almendro en flor.

Rebeca.


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (14)
28/10/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
MADURAR DULCEMENTE


"No estamos separados, en esencia no estamos."

Solo el ego se convence a sí mismo de la fútil y demente idea de “soltar” algo. El ego está convencido de su soberana autonomía sobre la realidad y sus aparentes consecuencias a lo largo del espacio-tiempo. Dentro de su lógica existencial, el ego cree que puede “soltar” a voluntad determinadas relaciones, o determinados hechos del pasado en los que se ve dolorosamente atascado. Repitiendo, como en un incansable bucle, siempre la misma película, con el mismo, aburrido y previsible final.
Entonces, no se trata de soltar, de desapegarse voluntariamente de alguien o algo como un hábito o emoción. No se trata de forzar o empujar el río para que nos lleve hacia la otra orilla de la vida. La idea misma de soltar, en lo profundo, refuerza más la dinámica cerrada y sin salida que ofrece el ego.
Hace un tiempo, conversaba o me quejaba no sé, con una señora muy amable que conocí durante un viaje a Villa Ventana – una localidad de la provincia de Buenos Aires- sobre la imposibilidad y decepción que sentía cada vez que alguien me decía ” tienes que dejarlo ir” “tienes que soltarlo ya” “tienes que practicar el desapego” “tienes que perdonar”. Ella, me escuchó con atención y me invitó a conocer algunos árboles frutales que ella tenía en su jardín. En su profunda simpleza me dijo: ” La naturaleza es nuestra mejor educadora. Vea, vea, como las frutas maduras se desprenden de las ramas del árbol, así mismo, es que se desprenden las personas o circunstancias de su experiencia cuando han cumplido – madurado dulcemente -algo dentro de la consciencia. Usted no necesita soltar a nadie. Usted solo necesita ver desde otro lugar dentro suyo, lo que la aflige o molesta y quedarse quieta. Así lo que tenga que irse se irá, como la fruta madura se desprende del árbol, con elegancia y sin esfuerzo alguno de su parte, simplemente se irá. Esto es lo natural.
Y qué lugar era ese?
Solemos creer que el “dejar ir” es algo que hacemos por voluntad propia. Y si observamos, con honestidad, nos damos cuenta que esto no funciona verdaderamente así.
Cuántas veces lo has intentado ya?
Te ha funcionado?
Bien. Si has tenido éxito, con esta idea de “soltar” puedes dejar de leer esta nota y continuar. Si no puedes seguir y ver que sucede…
Y entonces, cómo hacer?
Entonces solo dijo: aquiétate y sabe…
Cuando te aquietas, es decir, cuando eliges no reaccionar, permites que esa magnifica inteligencia que anima tanto la vida como las cuerdas danzantes de tu sabio corazón, te encuentre. Entonces algo asombroso sucede…te rindes! Te rindes espontáneamente a la Belleza de esa inteligencia. Y sabes que sucede en lo inmediato? cuando te rindes, la otra orilla de la vida te llama, te nombra, te santifica y limpia y enjuaga tus cansados ojos. Algunos pueblos originarios, de américa del norte, llaman a ésto Caminar en la Belleza.
Y sabes que sucede cuando la vida te limpia los ojos?
En tus ojos, se revela una nueva inteligencia. Una inteligencia que dará nuevos frutos, frutos que saben a nueva vida. Una vida sin la carga del odio, la culpa y el miedo fundados en la falsa y fragmentada autonomía del ego. Y es desde ahí, desde la luminiscencia de esta visión fresca y reverdecida, que cualquier experiencia que no resuene con ella, simplemente se retira. Ya no miras con la desesperada y ciega carga del pasado. Ahora es la levedad innata de la Belleza que respira vivazmente en tu corazón, la que ve a través tuyo y sabe. Cuando permites esto, la apariencia vibratoria de la realidad en la que te experimentas, se ve obligada a cambiar.
Así, como la fruta madura que se desprende sin esfuerzo del árbol…así naturalmente, lo que tenga que soltarse de tu experiencia, sencillamente lo hará. En verdad, solo se eleva la velocidad o frecuencia de tu conciencia. Es así de simple.
Que todas tus relaciones
te sanen.
ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (14)
21/10/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
Ho’oponopono : Lo siento,perdón,te amo, gracias.

Me gustaría compartir con Uds. Una técnica de sanación que llego a mi hace algunos años y que sin ninguna duda ha significado un antes y un después en mi vida personal, ayudando a entender la realidad y mi responsabilidad sobre mi propia vida y todo aquello que acontece en ella.
Estoy hablando de Ho’oponopono que en hawaiano, Hoo significa CAUSA y Ponopono significa PERFECCIÓN. A través de esta técnica, tenemos la capacidad de hacer lo correcto a nuestro propio Ser. También podríamos decir “ corregir el error”
Se trata de un sistema que nos permite limpiar nuestras creencias ubicadas en nuestro subconsciente. Los antiguos chamanes de Hawaii lo utilizaban para corregir sus problemas familiares. Se trata realmente de un método muy sencillo pero eficaz para cambiar nuestros pensamientos limitantes. Nuestro Universo es creado por nuestros pensamientos todo lo que vemos es lo que pensamos.
“Lo siento, perdón, te amo, gracias”
Cuando decimos LO SIENTO estamos reconociendo aquello que penetro en nosotros, comenzamos a hacernos cargo de la situación.
Al decir PERDON comenzamos el proceso de trasmutación, pedimos a nuestra divinidad que libere todo aquello, generando el vacio transformador.
Diciendo TE AMO estamos llenando ese vacío con la más pura energía divina creadora, trasmutando y fluyendo hacia la unidad con la creación y la divinidad.
Al expresar nuestra gratitud GRACIAS, estamos poniendo de manifiesto nuestra FE, entregando la absoluta confianza en la fuerza divina de que todo será resuelto para el bien de todos los involucrados.
En este punto hago una salvedad, nuestro intelecto no debe esperar resultado alguno, que obre de tal o cual manera ya que solo tiene la capacidad para manejar los problemas y no para resolverlos. Estamos entregando a Dios esta situación o problema para que el llene de la más pura luz, purificando la raíz del tema cualquiera fuere.
Dice el Dr. Len:
Con el Ho’oponopono estamos asumiendo la responsabilidad por las memorias en común que compartimos con otras personas. El intelecto no tiene la capacidad de asimilar y valorar toda la información que se presenta en relación a cualquier problema, por tanto no sabemos lo que realmente está sucediendo en momento alguno.
Cuando decimos a la Divinidad “Si hay algo en mí sucediendo que está haciendo vivir a las personas de un determinado modo, yo quiero liberar esas cosas”, al Soltarse esas cosas, cambiamos nuestro mundo interno, y esto en contrapartida hace que el mundo entero cambie.
“Ser 100% responsables es un camino difícil de andar, porque el intelecto es muy insistente. Cuando un problema nos aparece, el intelecto siempre busca a alguien o alguna cosa para culpar. Nosotros seguimos buscando ahí fuera (de nosotros) el origen de nuestros problemas. No percibimos que el origen está siempre dentro de nosotros”.
La profesora del Dr. Len, Morrnah Simeona, enseñaba que “Nosotros estamos aquí solamente para traer paz a nuestra propia vida, y si traemos paz a nuestra propia vida, todo a nuestro alrededor encuentra su propio lugar, su propio ritmo y paz”, y eso es todo lo que es el Ho’oponopono
Estoy convencida que todo aquello que experimentamos es atraído por nosotros, que las personas o acontecimientos de la vida son un espejo que nos devuelve una parte nuestra que debe sanar, no hay nada librado al azar y todo el universo esta en un orden perfecto, cuando puedo reconocer al otro como parte de mi y parte de la totalidad, es el momento de ser responsable de esto, liberando y limpiando mi memoria celular que atraen hacia mi estas experiencias. Cuando experimentamos a otras personas como problemas debo preguntarme. ¿Que está ocurriendo en mi que experimento esto?
Generalmente queremos que las cosas cambien, queremos que nuestra economía cambie, que nuestro trabajo cambie, que nuestro gobiernos cambien, que los cambios sean de afuera hacia adentro, cuando en realidad el cambio debe comenzar por nosotros. SOMOS RESPONSABLES ABSOLUTOS DE NUESTRA VIDA Y DE TODO LO QUE ACONTECE EN ELLA.
Los verdaderos cambios los generamos desde nuestro interior, sanándonos desde nosotros, dando paso a la divinidad. A que remueva y limpie nuestras memorias, nuestros sentimientos, nuestra manera finita de ver la realidad. Al practicar ho’oponopono lo que estamos haciendo es limpiar, para que todo a nuestro alrededor vuelva a la normalidad y asumiendo la total responsabilidad sobre nosotros.
Los invito a que lo pongan en práctica, no necesitan de nada ni de nadie solo de Uds. mismos, no importa el orden de las palabras, solo la vasta convicción de que Dios está obrando y llenando de luz y amor todo aquello.
En la medida que decretes humildad, respeto, gratitud y amor a cuanto te rodee, la frecuencia de vibración externa siempre será mucho más amable y gratificante para tu ser.
DE ESTO HABLO CUANDO DIGO…………………..
“LO SIENTO - PERDON – TE AMO – GRACIAS”.
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (11)
19/10/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
APACIGUANDO EL LADO OSCURO
" Aquellos que viven en paz, piden perdón, saben perdonar y son perdonados."


Aceptar los defectos requiere de endereza, humildad, templanza, coherencia, sensatez y fortaleza interior.

Lo digo porque admitir un par de fallos, incluso tres o cuatro vale, está dentro de lo tolerable para cualquier persona, pero pasar los rayos X e intentar localizarlos todos, toditos, todos…eso puede hundir la autoestima unos cuantos kilómetros hacia abajo.

En fin….

El caso es que después de empeño y dedicación llegué a cumplir mi objetivo de armonizar con la vida.
¡Qué gustazo!

Quizá he llegado a estar demasiado “tranquila”, excesivamente “segura” de que esto estaba ya conseguido totalmente.

Y cuando uno se duerme en los laureles, pasa lo que pasa.
De repente toda esa tranquilidad estalla.
El lado oscuro que estaba amaestrado y controlado se muestra en todo su esplendor, con total independencia y haciendo oídos sordos a la conciencia, la racionalidad y el sentido común.

¡Me ha pillado de sorpresa!

Y totalmente desentrenada.

Motivada por un rifirrafe doméstico…que en situaciones anteriores no habría llegado mucho más lejos…
La fiera me ha tumbado y dejado noqueada.

Por supuesto que se han producido efectos colaterales y quien estaba conmigo en ese momento “Abel” fue atacado verbalmente por mi lado irracional.

Es como si se hubiese abierto la Caja de Pandora y desatado la Gran Tormenta.

Un catálogo bien surtido de reproches han salido disparados en todas las direcciones posibles, como si de estrellas ninja (shuriken) se tratase…
¡Qué vergüenza! ¡Me siento realmente triste con lo ocurrido!
He pasado de una sensación de tranquilidad y armonía, al sentimiento de culpabilidad cubriéndome por completo y arropándome con el manto de la incertidumbre hacia lo imprevisto.

¡Nunca hay que bajar la guardia!

Grave error.

Mis quejas, mis críticas y mis inseguridades se han convertido en armas arrojadizas que provocan heridas a quien no se lo merece.

¡Lamentable!

Lo peor de todo es que hay que conseguir salir del modo “destrucción”. Y eso como ya dije al principio no es ni fácil ni sencillo.

Ahora toca: recuperar la autoestima dañada, reparar el desastre ocasionado por el tsunami “Rebeca” y volver a mantener a raya ese lado oscuro que tenía un tono gris plata y de repente hace algunos días (por un motivo de categoría: absurdo) ha tornado a negro azabache.
Es muy importante pedir disculpas a los afectados, entre los que me encuentro yo misma, y seguir trabajando en lo que llevo haciendo desde tiempo atrás…intentar ser cada día mejor persona.

Soy consciente de este gran tropezón pero también sé que no es necesario ni nada positivo fustigarse, castigarse, martirizarse, humillarse, promover inseguridades y miedos, o mucho menos recluirse en la gran torre de la desesperación o el desánimo. Lo verdaderamente importante es aprender de los errores.

Si antes enfrentaba cada día con armonía y felicidad eso es justo lo que debo hacer nuevamente.

Si antes me sentía orgullosa de mi evolución como persona debo reparar las grietas creadas y volver a tener el mismo sentimiento.

Para poder dar auténtico y sano amor a los que me rodean y se lo merecen, primero tengo que ser capaz de darme el amor a mí misma.

" Todos tenemos una bestia interior, tratando de aniquilar lo mejor de ti, tratando de salir desesperadamente, pero depende de ti apaciguar esos sentimientos inútiles."
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (77)
08/10/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
#RebecaBouvier
NOS FALTA MUCHO, PERO MUCHO POR APRENDER

“La Última Conferencia”, por el Profesor Randy Pausch


Recibí hace poco un vínculo a un vídeo donde te muestra a un profesor muy popular en la Universidad “Carnegie Mellon” en Pittsburgh, Pennsylvania, el cual da “La Última Conferencia“, una tradición académica que así la llaman y donde hipotéticamente si uno sabe que va a morir y tuviese una “Última conferencia”, ¿qué le dirías a tus alumnos? (pica aquí para ver el vídeo).
Lamentablemente para el profesor Randy Pausch, lo anterior no es hipotético, sino real, porque su médico le dijo que ya nada se puede hacer para combatir el cáncer de páncreas que está acabando con su vida.
Con esta conferencia realizada el 18 de Septiembre del 2007, en el McConomy Auditorium, el profesor Pausch se despidió de sus alumnos y posteriormente fue puesta en la Internet.
El video de ésta “Última Conferencia“, ha sido descargado más de un millón de veces. Desafortunadamente está en Inglés. Sin embargo, la conferencia no está basada en la muerte, sino en cómo vivir. Específicamente en cómo alcanzar nuestros sueños de la niñez.
Comenzó diciendo que todo sueño es posible alcanzarlo, pero si no lo alcanzas, aún puedes obtener mucho con intentarlo. Y mencionó una frase muy bonita, “Experiencia es lo que obtienes cuando no consigues lo que quieres“.
Otra cosa que mencionó, es el hecho de que cuando alguien te regaña y te llama la atención, simple y sencillamente es porque le importas, ya que cada regaño, es un intento para que hagas las cosas mejor.
Cuando alguien ya no te llama la atención, es porque ya no le importas.
Se refirió también a los obstáculos, esas paredes que en nuestras vidas nos impiden llegar hasta donde soñamos y explicó que esas paredes existen por una razón y no es para mantenernos afuera, sino para ver QUÉ TANTO QUEREMOS ESO QUE ANHELAMOS.
Hubo otro aspecto muy interesante que surgió al mencionar que su padre había combatido en la Segunda Guerra Mundial. El señor había fallecido en el 2006 y su Mamá, al reacomodar las cosas personales de su esposo, se encontró con que había sido galardonado con la “Estrella de Bronce” por su valentía.
“En 50 años de matrimonio, este aspecto nunca salió a relucir … ¡que maravillosa lección de humildad nos dejó mi padre!”, dijo.
Recordó también cuando era niño y quería pintar cosas en las paredes de su cuarto. Dijo que sus padres se lo permitieron, porque ellos pensaban que era mucho más importante que él le diera rienda suelta a su creatividad, que la naturaleza prístina de una pared.
También le mostraron la diferencia entre las cosas y la gente, y contó una anécdota de cuando compró su primer coche. El solía llevar a sus sobrinos a pasear los fines de semana, para darle a su hermana un descanso. Ella les decía a los niños antes de partir, que por favor se comportaran bien y que recordaran que iban en el coche nuevo de su tío y que cuidaran de no mancharlo y ensuciarlo.
Los niños siempre soltaban una risita porque sabían que a su tío eso no le importaba, ya que para mostrarles la diferencia entre las cosas y la gente, vertía una lata de refresco (soda o gaseosa), en el asiento de atrás. Cuando su hermana lo supo, obviamente pegó el grito en el cielo.
“Es un artículo“, le dijo el Profesor Pausch. “Es sólo un artículo, … una cosa“. Y nos enseña así, que más vale no hacer tanto alboroto cuando algo se ensucia o se rompe, porque no tiene caso.
En lo personal, quiero darte un consejo que aprendí hace años cuando algo así sucede y es causado por un niño o enfrente de un niño.
Lo adecuado, es enojarse o culpar a LA ACCIÓN o a EL HECHO, no al niño.
NUNCA HAY QUE HACER SENTIR CULPABLE AL NIÑO.
Es mejor decir, “¡Ay, mira nada más que sucio quedó el asiento de atrás!, … ¡si yo sé que ésta bebida mancha!, … bueno, al rato lo limpiamos y esperemos que quede bien“, pero nunca hacer sentir mal a un niño.
Si te apoyas en lo anterior, estás dando un mensaje de que ensuciar o manchar una cosa no es correcto. Estás también proponiendo una solución y además no estás haciendo sentir culpable a una criatura.
Eso es enseñar a la gente, que es mucho más importante una persona, que una cosa.
Pero volviendo al Profesor Pausch, en su ejemplo, esto sucedió realmente, ya que al término del fin de semana y mientras él llevaba a los niños de regreso a casa, su sobrino de 8 años tenía gripe y vomitó en el asiento de atrás, … pero a él no le importó cuanto valor tiene el mantener un asiento de un auto limpio e impecable. Lo que le importó, fue el valor que representa no hacer sentir culpable a un niño de 8 años sólo porque tiene gripe.
Hacia el final de su plática, el Profesor Pausch resaltó la importancia de divertirse. “Nunca desestimes la importancia de divertirte“, dijo. “Yo estoy muriendo dentro de poco, pero he decidido divertirme hoy, mañana y cada día que me quede“.
“Si quieres alcanzar tu sueño, debes trabajar y jugar bien con los otros, …. y eso quiere decir que debes vivir con integridad“, recalcó.
Y dio tres simples consejos a seguir:
1. SIEMPRE DECIR LA VERDAD.
2. DISCULPARSE, pero teniendo en cuenta las tres partes que conforman una disculpa: LO SIENTO, FUE MI CULPA y ¿COMO LO PUEDO HACER BIEN?
3. PACIENCIA, ya que en el mundo, no hay gente mala o diabólica. “Hay cosas que no nos gustan, así como también gente que no nos gusta, … pero nadie es totalmente malo. Ten PACIENCIA, … y te mostrarán su lado bueno“, dijo.
Otra sugerencia que no olvidó, fue la de ser agradecido.
“Ser agradecido es algo muy simple, así como algo muy poderoso“, mencionó.
Finalmente, dijo que no cree que quejarse realmente solucione el problema. Y puso el ejemplo de Jackie Robinson, el primer jugador de beisbol negro en las Grandes Ligas, que tenía en su contrato el NO QUEJARSE INCLUSO SI LA GENTE LE ESCUPIA. Y agregó que uno tiene la capacidad para gastar el tiempo quejándose o jugando duro tal y como lo hizo él.
“Probablemente con el tiempo, va a ser de mucha más ayuda esto último“, dijo.
Terminó diciendo que, “Esta plática no se trató sobre cómo lograr tus sueños de niño. Es mucho más amplio que eso. Es sobre cómo vivir tu vida, porque si vives de la manera correcta, el karma se encargará de si mismo, … lo sueños vendrán hacia ti. Si tú vives apropiadamente, los sueños vendrán hacia ti. Y me parece bien que mucha gente se haya beneficiado de mi plática, pero la verdad es que no la di ni siquiera para los 400 asistentes que llegaron al Carnegie Mellon. Sólo escribí mi plática, por tres gentes” (y se le hace un nudo en la garganta). “Lo hice por mis tres hijos, … y cuando ellos crezcan, la verán“.
Al día de hoy, sábado 5 de Abril del 2008, el profesor ha sido invitado a unirse a un día de práctica con los Acereros de Pittsburgh (6 de Octubre del 2007), tras de que la organización se enterara de que uno de sus sueños de la infancia que mencionó en su “Última Conferencia”, era jugar fútbol Americano.
También fue invitado a la filmación de la película “Viaje a las Estrellas” (Star Trek), ya que es una fanático devoto de esta serie. Incluso, le dieron un pequeño papel donde tiene un diálogo breve.
Lo anterior es un ejemplo más de que en la vida, todo es posible. Nosotros recibimos por correo electrónico infinidad de mensajes que hablan de esto, pero decidí resaltar éste porque viene de una persona que todavía vive al día de hoy. Una persona con coraje, con humildad, con la sencillez que muy pocos grandes pueden demostrar y es asombroso notar como cada uno de sus ejemplos, se encuentra lleno de razón.
A pesar de ser adultos y de haber vivido bastante, “La Última Conferencia” nos deja claro, que todavía nos falta mucho, pero mucho por aprender.
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (68)
26/09/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
TE DESEO PRIMERO QUE AMES- Inmortal reflexión de Victor Hugo


Te deseo primero que ames y que, amando, también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar no guardes rencores.


Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar. Te deseo también que tengas amigos y que,incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.

Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo,para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil, mas no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede nada más,esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil,sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente,y que haciendo buen uso de esa tolerancia,sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado deprisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,y que siendo viejo no te dediques al desespero.

Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste,no todo el año sino apenas un día.

Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima,por encima y a pesar de todo, que existen y que te rodean seres oprimidos tratados con injusticia, y personas infelices.




Te deseo que acaricies un gato, alimentes un pájaroy oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal,porque de esta manera te sentirás bien por nada. Deseo también que plantes una semilla,por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento,para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero enfrente de ti y digas: “Esto es mío”, sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera pero que, si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.


Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer,


y que, siendo mujer, tengas un buen hombre mañana y al día siguiente, y que cuando estéis exhaustos y sonrientes, aún sobre amor para empezar de nuevo.

Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo nada más que desearte.

Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (66)
25/09/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
TU CIELO O TU INFIERNO

“De la abundancia del corazón, hablan los labios”. Una sentencia de tono proverbial y de profundo contenido. Nos advierte que aquello que abunda en nuestro interior, tarde o temprano, con menor o mayor frecuencia, se reflejará en nuestras expresiones, en nuestras conversaciones y, como puede esperarse (aunque la frase no lo explicite), en nuestros actos.
Las redes sociales son famosas por los cartelitos, todos en algún momento hemos tomado frases y hemos querido “ terapiar” a las personas con nuestras publicaciones, aunque algunas veces tan solo publicar una frase bonita que nos impactó y que traemos a nuestro muro para recordarla, para tenerla cerca, para repetirla, para aprenderla.

He encontrado el terrible problema y que hablando con algunos amigos, también les ha pasado a muchos, y es que cuando publicas algo, alguno de tus contactos se lo toma para sí o lo considera una indirecta. Cuanta vanidad ¡¡

Una vez le pregunte a un pintor? Tu para quien pintas? Me miro sorprendido. Tardo, yo diría que mucho, y me respondió: Para el público, por supuesto, para quien mira mis pinturas ¡¡

Mentira. Pinta para si mismo, para su propia aceptación, se reta y quiere hacerlo siempre mejor y está terminada la pintura, cuando llena sus propias expectativas. Lo mismo ocurre con el escritor. Escribe para si mismo y de si mismo, de lo que tiene adentro y necesita sacar afuera.

Y ahora bien. En uno de tantos cartelitos de Facebook, me encontré:

"Si sufres es por ti, si te sientes feliz es por ti, si te sientes dichoso es por ti. Nadie más es responsable de cómo te sientes, sólo Tú y nadie más que Tú. Tú eres el infierno y el cielo también".
OSHO.

Por eso es que antes de “romper un silencio” piensa, usa tu cerebro por un momento y si lo que vas a escribir no es mejor que tu silencio, mejor porqué no te callas, cómo diria el Rey Juan Carlos.

Cuantas personas terminan por distorsionar su imagen, por lo que escriben, por lo que publican y aquí viene la aplicación de la frase que mencioné antes, es su infierno y no todas las personas estamos interesadas de participar en él, y si es mucho el dolor y su resentimiento, mayor debería ser su silencio.

Porque el cielo y el infierno no están después de la muerte, están en el día a día, y si no sabes qué rayos te importa, por qué lo quieres y qué harás con eso en tu vida, no dudes que tendrás esos minutos tan miserables a los que se les llama desdicha. En cambio, si quieres conocer el paraíso, empieza practicando con mantener firme lo que piensas, lo que dices y ocúpate de que así sea como vivas. Vive conscientemente, de ti, y no contradigas con tus acciones aquello que sabes que te importa, porque nadie va a dejar de lado su propio camino para venir a alegrarte la vida.
“Cada quien vive con dolor, su propio infierno
y carga sin clemencia con pesadas losas
como castigo leve, o infernal pesar eterno
dentro de su alma atrapado, en cuevas tenebrosas.
Son tropiezos, son caídas, es bajar los escalones,
es renunciar, es sufrir, es vivir un inframundo
es llegar al fondo sin querer dejar nuestro errores,
es quedar atascado en el lodo del pecado, en lo profundo.
Caer al foso hiriente de la angustia, depresión, de la tristeza,
rendirse al egoísmo, el orgullo, la codicia,
es perderse entre las llamas de placeres y pereza,
es ambición, es ira, hacer el mal, no tener conciencia.
Vivir en el averno incinerante de los celos,
estar perdido entre recuerdos que atormentan,
entre el llanto, penas, culpas y lamentos,
vanidades, excesos que te queman y atormentan.
Es quedarse, no intentar, acostumbrarse,
dejar de luchar, y no querer salir del fuego eterno,
es a los pies de tus demonios arrojarse,
y crear, o vivir, día a día, tu propio infierno.”
Manuel Francisco Montalvo Romero

Y para terminar, yo escribo para mi, de mi, por mi, y si alguien me lee y se siente aludido, es su cielo o su infierno, escribo porque quiero y puedo y dejaré de escribir el día que quiera y ese día aún no ha llegado.

Rebeca.


Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (54)
25/09/2016

portrait-dummy REBECA BOUVIER      rachel2014.lectylabred.com
GUERRERO PACIFICO-por Dan Millman
(Un poquito largo, pero vale la pena leerlo )

Dan Millman es un ex atleta profesional, profesor universitario y autor bestselllers. Ha escrito ocho libros de entre los que destacan “El Camino de guerrero pacífico” y “La vida que han nacido para vivir” y “Las 12 puertas”. Su obra ha inspirado a millones de personas en más de veinte idiomas. Dan en sus libros nos ofrece pequeñas recetas muy aplicables al día a día y a la vida cotidiana. Había leído muchos libros de Oriente y de Occidente, de diferentes tradiciones espirituales y religiosas y siempre encontró la misma verdad reflejada en todos pero encubierta por trampas lingüísticas y culturales, hasta que se decidió por escribir eso mismo pero con un lenguaje accesible y actual.
Escribió sus libros con la intención de ayudar a cristianos o judíos o sufíes hindúes o budistas o estar mejor a cualquiera sea cual sea su forma de vida. Él nos habla de lo que hacemos independientemente de nuestras creencias o convicciones religiosas.
En su libro “las 12 puertas” nos propone una nueva definición de lo que llamamos el éxito o el equilibrio. A través de 12 puertas o estadios podemos recuperar nuestra autonomía y autocontrol para conseguir la iluminación y la felicidad.
Estas son las 12 puertas:
1 – Descubrir nuestro valor: No importa lo inteligente, atractivos y brillantes que podamos ser. Si dudamos de nuestra valía, entonces nuestros propios pensamientos sabotean todos los esfuerzos y pueden acabar por socavar las relaciones y nuestra vida. Es necesario abrirse a la vida abundante con el convencimiento de que nos merecemos aquello que deseamos o tenemos. En la medida en que nos creemos que lo merecemos, descubriremos nuestro valor.
2 – Recuperar nuestra voluntad: Incluso los mejores planes siguen sin hacerse si no existe un motor o una voluntad decidida a hacerlos. El amor propio y la autoestima surgen como consecuencia de hacer lo que hay que hacer cuando toca hacerlo.
Aquí una entrevista con Dan Millman en inglés.
3 – Energizar el cuerpo: Si nos falta la vitalidad no tenemos nada, si tenemos salud, todo es posible. Lo único de lo que podemos estar seguros es que tenemos un cuerpo para vivir. Cuidar este cuerpo es l manera más fácil de estar bien con nosotros mismos y con el entorno.
4 – Administrar nuestro dinero: Al aclarar nuestros objetivos y el uso de nuestros dones, podemos hacer circular correctamente el dinero. Amar aquello que hacemos y disfrutar trabajando al servicio de los demás, nos ayudan a conectarnos con la más alta vocación de nuestra alma. El dinero es energía y por tanto es neutro, no es ni bueno ni malo. El uso de nuestra energía nos revelará el correcto uso del dinero.
5 – Controlar nuestra Mente: “El mundo es un reflejo de tu mente.” En una mente limpia no hay lugar para fantasmas. Cada uno de nosotros vemos el mundo a través de infinidad de filtros: las creencias, la educación, la opinión, la interpretación, los miedos…. Sólo con una mente libre de condicionamientos podremos objetivamente captar la realidad.
6 – Confiar en nuestra intuición: La intuición es la llave que nos abre la puerta a las dimensiones superiores o espirituales del Ser. La intuición nos permite reconectarnos con nosotros mismos y responder al mundo con otra claridad.
7 – Aceptar nuestras emociones: Aceptar completamente nuestras emociones, sin apegarnos a ellas. No somos nuestras emociones ni nuestros pensamientos. Hay que reconocerlos, hacer las paces con ellos y soltarlos completamente para no identificarse con ellos.
8 – Plantarle cara a nuestros miedos: “el valor no está en la ausencia de miedo, sino en su conquista.” El coraje diario no es un sentimiento sino una acción. Usted puede dirigir su atención hacia lo positivo y tratar de fijar su mente, dirigiéndola, y así al afirmar su poder, sin emociones. Visualizando los resultados positivos conseguirá superar sus miedos.
9 – iluminar nuestra sombra: Debemos ser capaces de bajar a las profundidades de nuestra sombra y ser capaces de iluminarla. Esto liberará una gran cantidad de energía, que de otro modo perdíamos en tonterías y que ahora recuperaremos para ser más eficaces. El conocimiento de sí mismo genera la autenticidad, alegría y compasión.
10 – Abrazar nuestra sexualidad: La negación de las energías de la vida como la energía sexual no es una práctica recomendable. Debemos observarnos, aceptarnos y con prudencia respetar al otro. Hacer el amor puede ser una práctica espiritual y una celebración de la vida.
11 – Despertar nuestro corazón: En esta puerta se nos despierta una nuevo estado en nuestro corazón. Fluye y rebosa amor, amor que perdura, que une y no separa, que no son sólo palabras o sentimientos, que no seduce o controla, que sólo es y por ser ilumina. El amor nos abre las puertas a la iluminación diaria.
12 – Servir al Mundo: El servicio es a la vez un medio y un fin, al dar a los demás, viene a nosotros la abundancia y la paz interior. La última puerta da sentido a la vida.
Pero estas 12 puertas no son sólo buenos consejos, él nos presenta en su libro un plan de trabajo, como si de un entrenamiento de gimnasia se tratara, que paso a paso nos conduce inequívocamente a una vida iluminada y de abundancia.
El error básico es que nos saboteamos a nosotros mismos en nuestras relaciones, en nuestras prácticas espirituales, en los ámbitos financieros, incluso en nuestra salud. Nos saboteamos la vida porque en algún nivel inconsciente no nos sentimos merecedores de todo lo que podemos obtener. Ese es el reto más importante al que podemos aspirar: el crecimiento personal, el crecimiento espiritual o el desarrollo del potencial humano. Los seres humanos estamos llenos de tendencias. Tendemos a ser perezosos, o al exceso de trabajo. Tendemos a dejar que nuestras emociones conduzcan nuestro comportamiento. Tendemos a complacer a los demás o tendemos a negarnos a nosotros mismos. Tendemos a ser pasivos o agresivos, obsesivos, o a actuar sin pensar. Tenemos la tendencia a negar o evitar la solución de los problemas hasta que ya no podemos evitarlos. Tendemos a ser egocéntricos, defensivos y resentidos.
Para salir de este atolladero Dan Millman ha creado lo que él llama “la práctica de la iluminación”, un enfoque radicalmente nuevo de la vida espiritual en el cual la energía y la atención no se dirigen hacia tratar de lograr cualquier cambio interno de la conciencia, sino a hacer lo que sea necesario para “actuar como si” ese cambio ya se hubiese producido.
Sabemos lo que debemos hacer pero, ¿por qué no lo hacemos?: “Just do it”. “Hazlo”
Ver más


 
 
Comentar   ·  Permalink   ·  Seguir a REBECA BOUVIER   ·   (44)
23/09/2016

Ver más contenidos





Busca aquí posts por temas según las etiquetas # que han puesto los lectores
Temas destacados
Redes sociales




© 2017 LECTYOLABRED All rights reserved. - Versión móvil - Powered by IBL Studios - Aviso legal